El fin de Globovisión

Por 12:13 p. m. 0 comentarios
Por ALEJANDRO MARCANO (*)

Tenía sus días contados y la espada de Damocles colgada en la cabeza de su directiva desde hace muchos años. Aunque su presidente Guillermo Zuloaga esté exiliado en Miami y reconozca que va a pagar los dos millones de dólares de la última multa que le impuso Conatel, el órgano regulador de las telecomunicaciones en Venezuela, no creo que sea posible y menos que Hugo Chávez quiera dejarlos seguir funcionando para el próximo año 2012 cuando se realizarán las elecciones presidenciales.

María Fernanda Flores, vicepresidenta del canal opositor, sí reconoció que no tienen el dinero y que el pago de esa multa llevará definitivamente a la quiebra definitiva de Globivisión.

Me da mucha pena por los 399 trabajadores de la empresa, en la que trabajé por más de quince años y es por ellos que realmente me acongoja saber que el presidente Hugo Chávez y sus adláteres ganaron esta batalla, que no solo fue contra la directiva sino con cada familia que de allí se sostiene económicamente.

Globovisión se convirtió en un canal del pueblo, cuyos accionistas son los millones de venezolanos que hoy por hoy es a quienes cerrarán esta ventana para informarse el próximo 31 de diciembre, plazo impuesto por Conatel para el pago de esta onerosa e histórica multa.

Hay que reconocerle algo al mandatario venezolano, y es que fue paciente y astuto. Supo esperar el tiempo perfecto en el que dirigentes y opositores agotaron las calles como medio de protesta. Lamentablemente, la disidencia sigue sin entender cómo frenar este nuevo atropello.

Chávez saboreará este trofeo a finales de año y luego entre loas y vítores celebrará junto a los suyos, quizás comiendo dulce de lechosa (su favorito para festejar), que acabó con la oposición mediática y que estará libre para hacer y deshacer de cara a los comicios presidenciales.

Chávez finalmente se quitará esa piedra en el zapato que tanto malestar le generó en los últimos tiempos, ya que fue uno de los pocos medios, que a pesar de todo y en particular de los propios compromisos personales y empresariales de los dueños y accionistas de la compañía, se atrevió a presentar las denuncias de opositores y en muchos casos de los propios chavistas, que usaron esa ventana para contar al mundo los despropósitos que cometía día a día el Socialismo del Siglo XXI.

Insisto en que no fue fácil laborar allí como no lo es actualmente para mis ex compañeros, que nos tuvimos que acostumbrar a ser humillados, insultados, vejados y perseguidos no solo por los funcionarios del gobierno sino por muchos de sus radicales seguidores que más de una vez llegaban a la sede del pequeño canal y disparaban con armas de fuego hacia adentro sin medir ni importarles si mataban a alguien.

Recuerdo una noche de domingo en la que afortunadamente ya me había ido a casa luego de mi guardia, los chavistas tiraron una granada incendiaria al lugar donde parqueábamos los carros y casi queman vivos a tres de mis hoy ex compañeros.

El 1 de enero del 2009, me tocó recibir junto a mi equipo de guardia la desafortunada visita de algunos motorizados dirigidos por la líder, hoy fallecida, Lina Ron, los cuales lanzaron bombas lacrimógenas a los ductos del aire acondicionado, y casi consiguen que muriéramos asfixiados, ya que no se podía salir, porque afuera del canal había decenas de motorizados armados disparando y aterrorizando a los trabajadores y vecinos de la emisora de televisión. Ese día lloré, tuve mucho miedo y pensé que iba a morir como un tonto, sin poder hacer nada.

Lamento que ya tengamos un reloj descontando el tiempo para que cierren a Globovisión y quizás sólo tenga oportunidad de enviarle una misiva a HCF en nombre propio y de mis ex compañeros. Sr. Chávez, Guillermo Zuloaga, Alberto Ravell y Nelson Mezzerhane, tienen su dinero, son negociantes y en nada afectará su modus vivendi esta decisión. Con el cierre de Globovisión se está metiendo con el pan de miles de venezolanos de a pie.

(*)Periodista venezolano, presentador de Mega TV y corresponsal de la Voz de las Américas.
http://www.elnuevoherald.com/2011/10/22/1049787/alejandro-marcano-el-fin-de-globovision.html#ixzz1bVK7F5T3

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.