¿A quién escucha Venezuela?

Por 12:12 p. m. 0 comentarios
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU terminó su primer examen de la situación de derechos humanos en Venezuela, país que rechazó 38 recomendaciones del Consejo por considerar que interfieren en sus asuntos internos.

En efecto, el Gobierno de Hugo Chávez ha rechazado parte del paquete de recomendaciones propuestas por la troica encargada de examinar a Venezuela, en el novedoso mecanismo de Examen Periódico Universal. Las recomendaciones recogen diversos cuestionamientos hechos por países sobre temas sensibles, como libertad de expresión, independencia judicial, violencia de género, el acatamiento de las resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la eventual visita de relatores al país.

De 148 recomendaciones, Venezuela aceptó 95, de las cuales, según Guatemala, país que fungió como Presidente de la troica, 75 estarían ya cumplimentadas o en fase de ejecución, y otras 15 han quedado para ser analizadas en marzo del próximo año.

Radio Nederland preguntó al vice ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Temir Porras, cómo percibe su Gobierno una doble lectura de elementos vinculantes, o no vinculantes, en relación con los derechos humanos.

Según Porras, nada es vinculante, ya que Venezuela es un país soberano y decide soberanamente qué políticas implementa. “Lo único vinculante en Venezuela es lo que decide el pueblo venezolano,” precisó el vice ministro de Exteriores, “o sea, el resultado de las elecciones, de los referendos que fijan la política pública en Venezuela. Eso es lo vinculante”.

A su juicio “a partir de aquí no estamos hablando de un tribunal y de un acusado. Estamos hablando de un país soberano y de varios países que cooperan con él en el marco de las Naciones Unidas. En consecuencia, estamos asumiendo una serie de compromisos que, soberanamente, decidimos asumir, que son políticas públicas de promoción y profundización de lo que ya se ha hecho en Venezuela. Simplemente, tenemos observaciones de otros países y acompañamiento técnico de la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas. Para nosotros, es un compromiso moral que ya hemos asumido desde hace mucho tiempo, de trabajar en la protección de los derechos humanos, que es nuestra concepción de la democracia”.

Porras afirmó que sabía que a algunos les ha disgustado que Venezuela no haya salido mal parada de este proceso que, explicó, no es un tribunal para poner en tela de juicio al Gobierno. Además, aseguró que, en cuanto a la seguridad de los periodistas, “es un compromiso permanente”, pero que querían evitar que un foro como éste intentase politizar el tema.

Una visión diferente tienen representantes de la oposición venezolana que llegaron a Ginebra a seguir este primer examen de Venezuela en el Consejo.

El presidente del Instituto Prensa y Sociedad, Ewald Scharfenberg, declaró que se vive un clima de inseguridad y censura contra medios de la oposición, aun cuando reconoció que los ataques a los medios no provienen exactamente de fuerzas de seguridad.

“Lo que no ha querido reconocer el viceministro, digamos que es una visión parcial de la situación, es que en los últimos 13 años de administración, mi organización, (el Instituto de Prensa y Sociedad) ha documentado 449 ataques contra periodistas en todo el país, de los cuales 200, cerca de la mitad, son de tipo físico. La mayoría ha sido cometida por grupos de bases que se auto identifican, no oficialmente, como simpatizantes del Presidente, mas no como fuerzas del Estado”, explica Scharfenberg.

También expresó preocupación ante la negativa gubernamental de aceptar las recomendaciones vinculadas a la libertad de expresión y a la visita de relatores de derechos humanos, sobre todo porque “las estadísticas demuestran que los picos de agresiones contra periodistas coinciden con los años electorales”.

“Y como probablemente se sabe, el próximo año se celebran elecciones, en las que el presidente Chávez busca prolongar otros seis años su mandato. Y por tratarse, además, de un año electoral, nos preocupa la seguridad de los periodistas en el año 2012”, dice el presidente de Prensa y Sociedad.

Para la delegación venezolana, su Gobierno ha salido reforzado de este ejercicio cuyas críticas y sugerencias rechazadas son inaceptables, muy marginales, injerencistas, provenientes de viejos imperios, según palabras del vicecanciller Porras.

Mary Simon
http://www.rnw.nl/espanol/article/%C2%BFa-qui%C3%A9n-escucha-venezuela

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.