Venezuela se endeuda a marchas forzadas

Por 3:25 p. m. 0 comentarios
Venezuela ha emitido más deuda en lo que va de año que el resto de los países latinoamericanos juntos, en momentos en que el deseo de engordar las arcas del gobierno de cara a las elecciones del próximo año impera sobre la inconveniencia de pagar los exorbitantes rendimientos exigidos por el mercado.

Analistas consultados dijeron que la percepción de riesgo vinculado a los bonos venezolanos es la mayor en todo el mundo después de la atribulada Grecia y que la sobreoferta de instrumentos emitidos por el país petrolero empeora sus probabilidades de obtener mejores términos en el mercado.

Una colocación de $3,000 millones realizada la semana pasada elevó las emisiones lanzadas por Caracas a más de $15,200 millones en lo que va de año, monto que supera las previsiones sobre las necesidades de financiamiento del gobierno venezolano que habían sido elaboradas por algunas de las principales firmas financieras internacionales.

“Es mucha más la deuda que Venezuela ha emitido que lo que ha emitido el resto de la región en conjunto”, dijo desde Nueva York Alejandro Arriaza, analista para América Latina de la firma Barclays Capital. “Es preocupante la velocidad con que la deuda venezolana ha venido creciendo a lo largo de los últimos años”.

La emisión que terminó de ser colocada el viernes consistió de bonos a 15 años con intereses de 11.75 por ciento. Los papeles fueron vendidos a descuento, con un preció de 95 por ciento del valor nominal.

Pero quienes compraron los bonos -en su mayoría empresarios venezolanos que utilizan estos instrumentos para nutrirse de los dólares que necesitan a fin de seguir operando- tendrán que brindar un descuento aún mayor cuando traten de colocarlos en los mercados financieros internacionales.

Emisiones previas de características similares se negociaban el viernes a 76 por ciento de su valor nominal.

Ese descuento, y la alta tasas de interés ofrecida por el gobierno venezolano en la colocación, es la segunda más alta del mundo, dijo Jorge Botti, presidente de FEDECAMARAS, la mayor agrupación empresarial del país.

Botti explicó en una entrevista de radio que la percepción de riesgo en los mercados internacionales concernientes a Venezuela es sólo superada por Grecia, país cuyos serios problemas financieros han estado por varias semanas en las primeras planas del mundo.

Arriaza agregó que los elevados descuentos también son producto de las dificultades de los mercados internacionales en digerir el elevado volumen de emisiones colocadas por el gobierno venezolano.

Pese a estos factores, algunos agentes económicos terminan comprando los papeles venezolanos gracias al elevadísimo rendimiento que ofrecen y a la teoría de que, pese al mal manejo fiscal del gobierno, los ingresos petroleros que el país obtiene le permitirán cubrir sus cuentas.

“Hay inversionistas internacionales que prefieren tener esos papeles en la mano porque siempre está la creencia de que un país petrolero va terminar honrando sus compromisos”, dijo.

Al anunciar la emisión, el gobierno venezolano dijo que requería de los $3,000 millones para financiar dos “misiones” creadas por Chávez a fin de promover el empleo y mejorar la actividad agrícola.

Pero no existen garantías de que los recursos efectivamente sean utilizados en esos fines, al tiempo que la mayoría de los observadores considera que la operación está más relacionada con la necesidad del gobierno de aumentar el gasto para mejorar los prospectos del mandatario venezolano de ganar los comicios del próximo año.

Esa necesidad podría llegar al gobierno venezolano a seguir endeudándose fuertemente en los próximos meses.

“En octubre del año que viene el presidente Chávez va a enfrentar las elecciones presidenciales en un escenario que luce más complicado que las elecciones anteriores, y lo que se prevé es que para aumentar sus probabilidades de victoria, haya una fuerte expansión del gasto público”, comentó Arriaza.

Las expectativas de mayor endeudamiento también son alimentadas por la decisión tomada en junio por la Asamblea Nacional, controlada por una mayoría chavista, de elevar el techo anual de endeudamiento a $22,605 millones, desde los $12,140 millones en que se ubicaba previamente.

Con la colocación de la semana pasada, la deuda total de Venezuela asciende a cerca de $130,000 millones, o 47 por ciento del PIB, proporción que aún no es considerada como peligrosa a corto plazo para un país que maneja los ingresos petroleros de Venezuela.

Pero la sostenibilidad fiscal del país podría verse en juego a mediano plazo si los precios del petróleo registran una significativa disminución y si el gobierno venezolano mantiene su acelerado ritmo de endeudamiento.

Botti dijo temer que el gobierno de Chávez continúe haciendo eso.

“Está hipotecando el futuro de los venezolanos”, dijo el dirigente de la agrupación empresarial. “Tenemos un gobierno que continúa corriendo la arruga y nos trae problemas para las generaciones futuras”.
http://www.elnuevoherald.com/2011/10/18/v-fullstory/1046761/venezuela-se-endeuda-a-marchas.html#ixzz1b8lLR5SY

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.