Cinco visiones, un debate

Por 9:55 a. m. 0 comentarios
Un contraste, palabra menoscabada en la Venezuela de los últimos años, fue lo que se vivió durante la noche de este lunes en la sede de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en Caracas, con el debate de los precandidatos presidenciales opositores.

Pablo Pérez, Leopoldo López, Henrique Capriles Radonski, María Corina Machado y Diego Arria, frente a las cámaras, sintetizaron visiones de país y propuestas en un encuentro que pocos dejaron de presenciar y comentar.

Quizás lo más interesante no fue el hecho como tal, o las respuestas de los participantes, o la dinámica. No, nada de eso. Lo más interesante, porque abonó un contraste previo al evento, fue la cadena nacional de radio y televisión del presidente de la República, Hugo Chávez.

Monólogo contra pluralidad; este país versus el país que se quiere; un modelo desvencijado al lado de un abanico de opciones. Como sea, lo importante fue que, después de la expectativa respectiva y tras la alocución presidencial, hubo debate de precandidatos opositores.

Desde la sede de Caracas de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en frente de estudiantes, periodistas y cámaras que reprodujeron sus mensajes para todo el país, y con la moderación del abogado Jesús María Casal, Diego Arria, María Corina Machado, Henrique Capriles Radonski, Pablo Pérez y Leopoldo López se plantaron frente a Venezuela para exponer, bajo la condición de la brevedad de 60 segundos, el porqué son merecedores del voto popular para competir contra Chávez el próximo 7 de octubre.

Primero, una presentación. Luego, los bloques de preguntas engranadas sobre tres ejes: seguridad, empleo y educación. Así, durante hora y media, se desarrolló el debate.

Visiones de país

Experiencia y brevedad con Arria; planteamientos genéricos con López; equiparaciones fronterizas con Pérez; cifras y la reiteración del adjetivo “sagrado” por parte de Machado y la defensa con base en su gestión en la Gobernación de Miranda por parte de Capriles Radonski, caracterizaron el encuentro.

Estudiantes de distintas universidades se encargaron de leer las preguntas, antes de que Casal, al azar, cediera el turno a cada uno de los aspirantes.

En relación con la inseguridad, los participantes concordaron en la necesidad de independizar el Poder Judicial, combatir la impunidad y atacar el problema con el fortalecimiento del sistema educativo.

Otra concordancia radicó, cuando se abordó el tema del empleo, en la generación de confianza para los inversionistas, la convivencia entre empresa privada y Estado y el respeto a la propiedad.

Las visiones más particulares se sucedieron durante la ronda de respuestas relacionadas con la educación. Un Capriles Radonski muy general resaltó la necesidad de “una educación de calidad, porque es el camino al progreso”, mientras que Pérez planteó la importancia de la infraestructura para evitar la deserción.

Machado se centró en la idea de “cerrar brechas, pues hablar de escuelas para pobres es hablar de una pobre educación”, en tanto que Arria resaltó la vinculación de la tasa de deserción con el aumento del desempleo y el crimen.

López esbozó el plan Muestra tu boleta, que consiste, básicamente, en la entrega de incentivos monetarios a las familias que mantengan a sus hijos en las escuelas.

Mensajes finales

Durante el último corte, Casal solicitó a los precandidatos pronunciar un mensaje final. El primero en responder fue López, quien resumió su propuesta prometiendo la eliminación de “los obstáculos entre el presente y el futuro”.

Arria sorprendió y despertó aplausos en el auditorio al anunciar, luego de recalcar que “siempre he apostado por mi país”, que el 21 de noviembre denunciará a Hugo Chávez ante la Corte Penal Internacional de La Haya por delitos de lesa humanidad.

Capriles avizoró su eventual presidencia como “la oportunidad de unir a Venezuela”, y Pérez se ofreció a ser el “gran padre de familia de toda Venezuela”. No menos ambiciosa, Machado exhortó a los venezolanos a “asumir el desafío de tener a una mujer presidente e independiente”, antes de sentenciar que “voy a derrotar a Hugo Chávez”.

Generalidades más, generalidades menos, un toque de “yo”, respuestas que perdían la concreción, alguna que otra traición de los nervios y cinco visiones definieron el encuentro. Eso fue lo que hubo, citando, en pretérito a Los Amigos Invisibles, pero, a fin de cuentas, el país presenció un intercambio de ideas que pudo comparar con el monólogo previo de Hugo Chávez.

Marcos David Valverde
http://www.correodelcaroni.com/index.php?option=com_content&view=article&id=191349:cinco-visiones-y-un-debate&catid=54:poltica&Itemid=112

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.