El "Que Sí, Que Nó" de Chávez

Por 12:31 p. m. 0 comentarios
Se hace "lavados cerebrales", sugestionándose regularmente con milagros que el mismo inventa, para creer que está sano.
En los últimos días han crecido en Venezuela los rumores sobre la salud del Presidente Hugo Chávez, luego de sus propias declaraciones de lo milagroso "del milagro" de José Gregorio Hernández, el "santo" que lo libró del cáncer.

Se supone que un órgano serio de prensa no dé cabida a especulaciones, pero resulta que es el propio mandatario el que abre la puerta a este tipo de rumores.

El país sigue dividido en dos partes sobre si la enfermedad es real o se trata de un fraude para conseguir simpatizantes... y votos, en las elecciones presidenciales del 2012.

Los que apuestan a que el Presidente tiene cáncer -y no es una mentira para ganar adeptos- argumentan que Chávez no necesita causar lástima ni simpatía en los electores. Lo único que tiene que hacer es cambiar los resultados de la votación de noviembre próximo, aspecto que parece ya preparado de antemano con la ayuda de los cubanos, especialmente del Comandante Ramiro Valdés, experto en la materia.

Los que creen que Chávez sí tiene cáncer, se vuelven a dividir en los que apuestan los plazos de tiempo de vida que le queda al Mandatario venezolano.
Ponen en la balanza las apresuradas declaraciones de los rusos, quienes están bastante inquietos con el futuro de Venezuela sin Chávez donde podrían perder todo lo invertido.

Agregan lo que piensan los chinos, las preocupaciones de estadounidenses y por supuesto, las maquinaciones de los castristas.
Y por último, colocan los compungidos rostros del Clan compuesto por Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y Cristina Fernández quienes han hecho declaraciones que suenan a Despedida a La Llanera (despedirme no quisiera), lamentando lo que será del mundo si el Pana desaparece... el Chávez, que tanto les ha inflado sus respectivas carteras.

Los rumores crecen y se multiplican:
Algunas especulaciones están alimentadas en las mismas filas chavistas donde hay varios a quienes "se les hace agua la boca" mirar el Sillón de Miraflores, que podría quedar vacante.

Me dicen mis fuentes que, aunque fue extraña la declaración del doctor Salvador Navarrete -quien le dio un plazo de dos años de vida a Chávez y salió escapando a México- la mayoría de los venezolanos la cree cierta.
El doctor Navarrete diagnosticó que el Presidente tiene "Sarcoma retroperitoneal".

Los rumores crecen y se multiplican:
Hay unos que indican que fue la familia presidencial, "las hijas y la madre", que estuvieron detrás del doctor Navarrete porque quieren que Chávez renuncie a la presidencia, para que descanse "y pase sus últimos días en unión de su familia". El Dr. Navarrete "es y ha sido el médico de la familia. Operó a la matriarca, Elena de Chávez, de un prolapso".

Se agrega que la familia presidencial está preocupada porque a Chávez "no le funcionan los riñones, lo están dializando casi a diario, bombardeando con esteroides y saben que no puede aguantar más este tratamiento recomendado por los cubanos", con el solo fin de mantenerlo a flote.

Dicen que Chávez le tiene "terror a la muerte" y se hace "lavados cerebrales", sugestionándose regularmente con milagros que el mismo inventa, para creer que está sano.

Señalan las fuentes -y otros- que el Dr. Navarrete tomó la decisión de hacer pública la gravedad del estado de salud de Chávez porque "como médico, le repugna lo que están haciendo los médicos cubanos con el Presidente Chávez con el solo fin de mantenerlo en el poder lo más posible".
Insisten en decir que fue la propia familia Chávez quien ordenó la protección del Doctor Navarrete, "para que saliera del país sin ningún problema, respetándole la vida de él y de su familia".

Todas estas y otras especulaciones no existirían si el Presidente Hugo Chávez hubiera sido honesto con la difusión de sus problemas de salud y no hubiera convertido el tema en un circo diario de tres pistas.

Si Chávez hubiera sido como su ex homólogo Lula de Brasil, nadie estaría haciendo conjeturas y especulando cuánto más, realmente, le queda de vida.
http://diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=6998

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.