Llover sobre mojado. por @kikobautista

Por 12:47 p. m. 0 comentarios
No me opongo a que Diego Arria vaya a La Haya o a donde quiera. Ni pío, si llevan a Chávez a este o aquel tribunal internacional. Sostengo que debe cuidar la oposición llover sobre mojado. Entrar a discutir como nuevas las mismas cosas que nos llevaron a cometer errores graves en el pasado. Camino a las primarias, volver a poner de moda el radicalismo o la necesidad de la venganza.

No sé en cuántos programas, asambleas, marchas, foros, he estado intentando ayudar para que superemos este mal gobierno. Ahora resulta que hay una gente escribiendo en twitter que soy un chavista disfrazado y merezco lo peor. Todo por hacer lo que siempre he hecho. Decir lo que pienso.

No me opongo a que Diego Arria vaya a La Haya o a donde quiera. Ni pío, si llevan a Chávez a este o aquel tribunal internacional. Sostengo que debe cuidar la oposición llover sobre mojado. Entrar a discutir como nuevas las mismas cosas que nos llevaron a cometer errores graves en el pasado. Camino a las primarias, volver a poner de moda el radicalismo o la necesidad de la venganza.

Cierto que en febrero vota fundamentalmente el antichavismo. Que esa es una condición propia y sustancial del escenario. Y, entonces, como es papita, convertir la campaña en un torneo de promesas a ver quién le da más duro al jefe de la revolución, al Comandante-Presidente.

Es tentador el asunto. El hombre se merece hasta coquitos. Su gobierno ha hecho mucho mal y hay heridas dolorosas que pesan toneladas en los votantes de las primarias. Pero, cuidado cometemos un autogol y nos cocinamos en nuestra propia sopa.

La confrontación es el juego favorito del Líder del Proceso. Es allí donde el sujeto siempre saca ventaja. Fácil y, en nombre de la justicia, de la impunidad, nos enfrascamos en pedir cárcel para Chávez por la juez Afiuni, los comandantes de la Metropolitana presos, el cierre de RCTV o cualquier otra de sus múltiples arbitrariedades.

Entonces terminamos donde Chávez nos quiere. Otra vez de agresores, de villanos y el de víctima. Malo si le damos argumento para su cantaleta: "Vienen por mí. Les van a quitar las misiones al pueblo. Lo que las revolución les ha dado a los más pobres..." Y es que los debates, las primarias, eso lo está presenciando todo el país. No es sólo el público opositor el auditorio. Los independientes, los decepcionados, los que están cansados de tanto pleito tienen su oído pegado al tambor.

Chávez con la enfermedad recuperó espacios que había perdido. Gente que votó rojo en alguna oportunidad y, aunque dejó de hacerlo, se volvieron a enganchar con su tragedia. No hay que subestimar el poder de la propaganda oficial. El verbo del líder, su capacidad de conectarse en lo emocional con las audiencias.

Misifú no está derrotado ni mucho menos. Tiene la chequera gorda y suelta. También sabe que en la oposición hay tendencias que facilitan su discurso y que sólo debe puyar para excitarlas.

Es un error proponer algo que pueda ser interpretado con persecuciones al chavismo. Salir a tratar de convencer a esos sectores que ayer simpatizaron con Chávez a que voten por la oposición bajo esa premisa. Hay una relación frágil que no hay que ayudar a reconstruir. No podemos abandonar el discurso de la reconciliación que tantos beneficios nos ha brindado.

Mandela gobernó con sus carceleros. En Chile no metieron preso a Pinochet al día siguiente que perdió el poder. La España del post franquismo, Portugal, etc, hay muchísimas experiencias para no equivocarnos. La política exige movimientos inteligentes que ayuden a reponer y consolidar la institucionalidad democrática, a unificar el país. La prioridad es generar una nueva y sólida mayoría. En el proceso debe despolitizarse la justicia.

No se trata de dejar impune la corrupción o el delito. El cuadro está minado. El chavismo perdiendo conserva una enorme influencia en la FAN. Tiene las principales instituciones. Mucha fuerza social y gente organizada. Cual tigre herido puede engatillarse y reaccionar si siente amenazado.

El tablero es complejo. Estos temas son parte de la campaña. No pueden ocultarse. Los debates deben servir para hablarle al país y generar confianza. No para que la oposición se mire el ombligo y vuelva a masturbarse en el radicalismo.

TalCualDigital.com
http://www.talcualdigital.com/Nota/visor.aspx?id=62410&tipo=COL&idcolum=93

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.