Venezuela está bajo el azote del secuestro

Por 1:04 p. m. 0 comentarios
El plagio de un beisbolista y un diplomático hizo notar que es un delito aún 'invisible'.

Ya les pasó al beisbolista de Grandes Ligas Wilson Ramos y al cónsul general de Chile, Juan Carlos Fernández; y el 15 de noviembre a un niño de 11 años que fue secuestrado justo al llegar a su colegio. Su familia tuvo que pagar para que les fuera devuelto, un poco después, sano y salvo.

Este chico anónimo (como una pareja que fue raptada por horas ese mismo día) tuvo algún espacio, ínfimo, en la prensa local, a la que llegan poquísimos datos de un delito que hasta hace unos años era asociado a la frontera con Colombia, pero que hoy azota a las principales ciudades venezolanas, incluyendo Caracas.

"Por eso es todavía un delito invisible en Venezuela", dijo a EL TIEMPO la investigadora Esperanza Hermida, miembro de la ONG de derechos humanos Provea.

"No tenemos cifras exactas, pero algunos sondeos muestran que al menos 90 por ciento de los casos de secuestro ni siquiera llegan a la policía; se resuelven entre las partes involucradas y no llegan a ser denunciados por el miedo que generan", afirmó.

Sin cifras

Desde hace años, el gobierno venezolano ha dejado de dar cifras oficiales sobre la ocurrencia de delitos en el país. Sin embargo, un informe de seguridad ciudadana del Instituto Nacional de Estadística señala que entre el 2008 y el 2009 se produjeron 16.917 secuestros, en los que se incluyen secuestro exprés, la modalidad de mayor auge y que ha obligado a cientos de personas a cambiar sus hábitos de vida.

"Mi hijo trata de irse cada día por una ruta diferente", contó un empresario del estado Lara que pidió conservar el anonimato.

"Muchos amigos nuestros han sido secuestrados y les quitan una millonada. Afortunadamente, no nos ha pasado porque vivimos encerrados, prácticamente vamos de la casa al trabajo y ya", añadió.

Solo la Federación Nacional de Ganaderos lleva un conteo público de los secuestros "regulares" (los que no incluyen secuestro por horas) que se han llevado a cabo en Venezuela durante el 2011. Hasta el 28 de octubre contaba 130, de los cuales 17 fueron de productores agropecuarios y 16 de personas que siguen en cautiverio.

Pero la evolución del secuestro en Venezuela bien la reflejan las investigaciones del Observatorio Venezolano de Violencia, pues, de 52 secuestros que se registraron en 1998, la cifra fue escalando hasta llegar a 618 en el año 2009, con la misma tasa de impunidad que rodea al resto de la criminalidad venezolana.

"No se sabe a ciencia cierta cuántos presos por cometer secuestros hay en las cárceles venezolanas, pero sí te aseguro que este no está entre los cinco principales delitos (...). Lo que está ocurriendo es que desde las cárceles se están orquestando muchos secuestros, pues, además de no tener nada que hacer, los presos venezolanos tienen celulares, blackberrys y laptops con conexión a Internet y desde allí organizan", explicó el activista Carlos Nieto, director de la ONG Una Ventana a la Libertad.

VALENTINA LARES MARTIZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARACAS
http://www.eltiempo.com/mundo/latinoamerica/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-10800468.html

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.