El repliegue castrense

Por 12:36 p. m. 0 comentarios
The Associated Press (AP) analiza la táctica presidencial, marcada en este comienzo del año por el acompañamiento de jefes militares "leales" y colaboradores "fieles".

Cual militar que se alista para la batalla, Hugo Chávez ha comenzado a mover sus piezas de cara a los comicios presidenciales de octubre próximo.

Y algunos de los pasos que ha dado, en particular la designación de varios de los militares más leales a su causa en cargos clave, han suscitado inquietud sobre el papel actual de la Fuerzas Armadas y la actitud que asumiría si Chávez pierde las elecciones.

Aunque Chávez, un teniente coronel retirado del Ejército, siempre se ha rodeado de colaboradores militares, los nuevos nombramientos son considerados oficiales de “línea dura” y los más incondicionales al presidente.

La designación en particular del ministro de la Defensa, general en jefe del Ejército Henry Rangel Silva, ha desatado gran polémica por los señalamientos que pesan contra él por presuntos vínculos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y unas declaraciones que ofreció a la prensa en las que mostró su abierto respaldo al proceso político de Chávez.

Rangel Silva causó enorme revuelo cuando a finales del 2010 declaró al diario Últimas Noticias que “un hipotético gobierno de la oposición a partir de 2012 sería vender el país, (y) eso no lo va a aceptar la Fuerza Armada”.

En el movimiento de piezas militares Chávez también cambió al comandante de la Aviación y colocó en ese cargo al general José Gregorio Pérez Escalona, que apoyó la intentona golpista de 1992 encabezada por el actual presidente, al igual que actual comandante de Ejército, general Euclides Amador Campos Aponte.

Por otro lado, el mandatario designó como nuevo comandante de la Guardia Nacional al general Juan Francisco Romero Figueroa, ex viceministro de Seguridad Ciudadana que tuvo a su cargo la represión de algunas violentas protestas callejeras en la capital en años recientes.

Y reforzado con Cabello

La mayoría oficialista de la Asamblea Nacional sorprendió al país a inicios de año al elegir como presidente de la instancia legislativa a Diosdado Cabello, un teniente retirado del Ejército que formó parte del grupo de militares que participó en la intentona de 1992.

Cabello, quien ha acompañado a Chávez en diferentes posiciones del gobierno incluyendo la vicepresidencia, es considerado como uno de los líderes más poderosos del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) por los vínculos que mantiene con sectores económicos y la importante ascendencia que tiene en el mundo castrense.

Por qué la táctica

“Con la designación de Rangel Silva (Chávez) atemoriza de alguna manera, o pretende atemorizar a la población venezolana, haciéndole ver que el sector más radical tiene el poder de fuego, tiene las armas de la República y lo acompañan con absoluta lealtad”, señala Rocío San Miguel, directora de la ONG Control Ciudadano.

El director del diario Tal Cual, Teodoro Petkoff, afirmó en un reciente editorial que dudaba de que la “tónica militarista” e “intimidatoria” que Chávez pretende imponerle a su campaña electoral le pueda funcionar porque la oposición “está unida” y “no le tiene miedo”.

Algunos sostienen que, aunque hay sectores militares que apoyan irrestrictamente al mandatario, la Fuerza Armada en pleno respetará un eventual resultado electoral adverso a Chávez porque no se atreverá a violentar la Constitución ni a enfrentar el repudio internacional.

Por su parte, San Miguel opinó que la Fuerza Armada “jugarán un rol determinante para el caso de que...la brecha entre el ganador y el segundo no esté claras”. (AP)

Nada con el Ciadi

- El presidente Hugo Chávez descartó que Venezuela vuelva acatar alguna instrucción del órgano de arbitraje del Banco Mundial argumentando que algunas de las disposiciones van en contra de la Constitución.

La decisión del gobierno, que podría afectar la entrada o permanencia de las inversiones extranjeras al país, se da luego que Chávez comentó a inicios de mes que Venezuela debería retirarse de la Ciadi, y aseguró que su administración no reconocerá fallo alguno de esa instancia.

Guiño a Obama

- “Aquí nosotros vamos a ganar las elecciones del 7 de octubre y es probable que Obama gane. Ganando nosotros aquí, si gana Obama allá (...) ojalá podamos estrecharnos la mano otra vez y conversar y tener las mejores relaciones”, dijo Chávez a periodistas en el palacio presidencial.

Conflicto consular

El mandatario afirmó que el personal del Consulado recibía amenazas de la “extrema derecha antibolivariana” y el Gobierno de Estados Unidos no atendía los reclamos de seguridad.

“El Gobierno de Estados Unidos no garantiza la seguridad de nuestros empleados y trabajadores y nos obligó a cerrar el Consulado”, dijo Chávez a los periodistas.
http://www.correodelcaroni.com/index.php?option=com_content&view=article&id=195899:chavez-deposita-su-credo-en-oficiales-de-linea-dura&catid=74:nacional&Itemid=115

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.