Venezuela: los desafíos de Capriles Radonski

Por 12:01 p. m. 0 comentarios
Tras la contundente victoria del domingo de Henrique Capriles Radonski y la alta participación en las primarias, la oposición en Venezuela se entusiasma de cara a las elecciones presidenciales de octubre. Pero a pesar de los avances, el desafío sigue siendo inmenso.

Los tres millones de votantes que participaron en las elecciones no dejaron a nadie indiferente.

El gobierno del presidente Hugo Chávez aún intenta digerir la masiva afluencia.

Algunos voceros minimizaron la cantidad de votos e incluso otros denunciaron la manipulación de las cifras, en un evento que fue organizado entre la oposición y el Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Cómo ganar?

El candidato opositor dio el primer paso de cara a las elecciones del 7 de octubre: ganar su primaria con aire, en el marco de un proceso que cautivó masivamente a los opositores.

Pero los tres millones de votos no son garantía pues el votante de una primaria es uno comprometido. Pese a que se estima que muchos opositores se quedaron en sus casas, en octubre necesitará mucho más que ello si quiere tener chances frente a Chávez.

Deberá conseguir el apoyo de los independientes y de los chavistas desencantados.

De acuerdo a la firma de opinión pública Datanálisis, el 38,9% de la población se declara chavista comprometido y el 22,6% está con la oposición.

Los ni-ni

Queda un 36,2% de independientes, los "ni-ni". Con el voto opositor asegurado, hacia allí coinciden los analistas se deberá dirigir el mensaje de Capriles.

Casi la mitad de los "ni-ni" son jóvenes. Es un sector generalmente abstencionista y se convertirán en un target de campaña.

"Entre el 35% y 40% de la población no ve a Chávez como el gran problema del país. Es posible que lo rechacen para algunas cosas y para otras no", le dice a BBC Mundo el director de Datanálisis, Luis Vicente León.

"Ese ni-ni que no siente un rechazo gigante por Chávez –agrega–, va a ser utilitario y si siente que el voto contra Chávez va a generar inestabilidad no lo querrá, eso va a elevar el costo del voto opositor".

De allí la necesidad de un mensaje conciliador, de unión y de rechazo a la confrontación que cultivó Capriles de cara a las primarias y que, aseguran, acentuará para octubre.

Y el electorado opositor comulgó con eso: los tres "duros" de la oferta electoral sumaron el 5%.

El mensaje del "Chávez o caos" es algo que el jefe de Estado ya ha intentado instalar.

"Tenemos que ganar las elecciones. Estamos obligados a vencer, porque sería una verdadera desgracia que estos premajunches llegaran a gobernar. Entraríamos en un caos, se volvería este país ingobernable", ha dicho.

Tranquilo y sin revancha

De allí que, según León, los retos para Capriles serán: tranquilizar, tener una propuesta de futuro y no mencionar el pasado, desestimar de plano la idea del caos al hablar de respetar, reintegrar, reunificar, descartar el revanchismo y enviar el mensaje de que el Estado seguirá velando por la calidad de vida de los venezolanos.

Deberá, asegura el director de Datanálisis, tener una estrategia de "triangulación".

Esto es, en sus palabras, tomar cosas buenas del chavismo, las "misiones" (programas sociales) por ejemplo, y presentarlas con la posibilidad de administrarlas mejor para que sean más provechosas.

No se trata de no cuestionar al gobierno, sino de atacar los problemas y ofrecer soluciones.

En todo caso el electorado mayoritoario será clave: la masa, los pobres. Pero algunos analistas consultados por BBC Mundo señalan las dificultades de la oposición para llegarle a ese público.

"El chavismo light ante el miedo de perder el proyecto actual, vota a Chávez, no va a permitir una vuelta atrás", señala la socióloga y directora del Observatorio Global de Medios de Venezuela, Maryclen Stelling.

"Hay un camino recorrido –agrega– en materia económica, donde el Estado y no el mercado dicta las reglas de juego, y de democracia participativa y progresista. Son elementos que las propuestas de la oposición no reconocen".

"Pienso que eso ya no tiene vuelta atrás en Venezuela. Es un elemento importante a tener en cuenta a partir del lunes, a la hora de hacer propuestas. No sé si no generaría violencia hechar eso para atrás. Parte de la sociedad se ha empoderado, ahora son actores políticos".

Para el professor de Teoría Política de la Universidad Central de Venezuela, Nicmer Evans, la oposición "rompió los puentes que comunica a la oposición con lo que el pueblo quiere. Y ha llevado tiempo reconstruirlos. No hay empatía real con las necesidades del pueblo venezolano".

Un rival de peso…y con ayuda

Capriles no deberá convencer sólo en el campo de las propuestas. El liderazgo es fundamental.

"Chávez como contendor es de campeonato mundial –señala Stelling–, se crece en los momentos electorales. Tiene carisma, es una verdadero líder. En la oposición no hay nadie con esas características, no es algo que se construya con asesores de imagen, eso no se compra en la farmacia".

Para León "si no entiendes a la población, si no tienes ese discurso, si no le ofreces algo útil y si no la diviertes, no puedes ganar. Chávez controla la plata, los medios, el poder, es fresco, es simpático".

Pero no pasa solamente por enfrentarse al Chávez candidato. Varios advierten que será una campaña "desigual".

Trago amargo

Los ataques a Capriles no se hicieron esperar, una muestra de la ferocidad con la que se vivirá la campaña que, oficialmente, comienza en julio.

En la práctica Venezuela es un país donde se vive constantemente en campaña.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, lo calificó como "burguesito" y candidato de la "antipatria" y en la Radio Nacional de Venezuela se aseguró que, por sus orígenes judíos –aunque él es católico–, Capriles es el candidato "del sionismo".

Cabello fue más allá al poner en duda la cantidad de tres millones de votos y denunció irregularidades: "Eso no aguanta una revisión de matemática de primer año, no aguanta".
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/02/120214_venezuela_elecciones_desafios_capriles_jp.shtml

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.