11 de abril: El culpable

Por 2:12 p. m. 0 comentarios
Eddie A. Ramírez S

Los lamentables sucesos posteriores tienen un solo culpable: Hugo Chávez Frías. Las razones de este señalamiento son evidentes. 1- La noche anterior la Directiva de Pdvsa, fuente de la discordia, había renunciado, pero Chávez no divulgó esta información, la cual hubiese desinflado la marcha. 2- Permitió u ordenó que varios de sus funcionarios convocaran a sus partidarios "a defender a Miraflores", lo cual es inconstitucional. La defensa de la sede del gobierno le corresponde a la Casa Militar.

Tal día como hoy, hace 10 años, los trabajadores petroleros que iniciamos el paro el día 4 y la sociedad civil que nos acompañaba presenciamos el despliegue de guardias nacionales armados en el edificio de Pdvsa en Chuao. Ya estaba en marcha el plan siniestro del general Belisario Landis de atacarnos en la madrugada del 11 para impedir la marcha. Mientras Isaías Rodríguez y Lucas Rincón guardaban un vergonzoso silencio, los generales Rosendo y Bustillos se opusieron, por lo que el plan fue abortado.

El día 11, la magnitud de la marcha en apoyo a los petroleros presagiaba que el destino final sería Miraflores. Solicitar la renuncia a un presidente es un derecho de los ciudadanos y el deber del gobernante es garantizar que una marcha de esa naturaleza transcurra pacíficamente sin enfrentamientos entre civiles.

Los lamentables sucesos posteriores tienen un solo culpable: Hugo Chávez Frías. Las razones de este señalamiento son evidentes. 1- La noche anterior la Directiva de Pdvsa, fuente de la discordia, había renunciado, pero Chávez no divulgó esta información, la cual hubiese desinflado la marcha. 2- Permitió u ordenó que varios de sus funcionarios convocaran a sus partidarios "a defender a Miraflores", lo cual es inconstitucional. La defensa de la sede del gobierno le corresponde a la Casa Militar. 3- Ante la presencia de grupos oficialistas armados en la Zona de Seguridad de Miraflores, pudo evitar el enfrentamiento colocando dos tanquetas y guardias nacionales en la autopista Fajardo, lo cual hubiese impedido el avance de la marcha, como ocurrió el 27 de febrero del 2004, cuando intentamos acudir al Teresa Carreño a entregar un documento al Grupo G15. 4- Tal y como establece la norma, no ordenó la toma por parte de la Guardia Presidencial de las azoteas de los edificios cercanos a Miraflores, para evitar la presencia de posibles francotiradores. 5- Concedió una amnistía a todos los pistoleros oficialistas captados en fotos y videos disparando en la Baralt. 6- Ordenó sentenciar a tres Comisarios y a ocho efectivos de la Policía Metropolitana, a pesar de que su labor fue tratar de evitar la confrontación. 7- El 15 de enero en la Asamblea Nacional, sin ninguna pudicia, declaró que había provocado la crisis.

Marché con mi esposa hasta la esquina de Pedrera, donde presenciamos la muerte del primer ciudadano. Doy fe que en la marcha no vi a ningún opositor armado. Presencié varias audiencias del juicio a los Comisarios y policías y tengo la convicción de que son inocentes y que procedieron correctamente. El libro Las balas de abril, de Francisco Olivares es un documento imparcial de los hechos. El destacado periodista señala que de los 19 ciudadanos asesinados, nueve estaban identificados con el gobierno y nueve con la oposición. La pregunta obligada es ¿Por qué Hugo Chávez se ha negado a que se constituya una Comisión de la Verdad para esclarecer los hechos? La respuesta es obvia: El es el culpable.

Analítica.com
http://www.analitica.com/va/politica/opinion/3577300.asp

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.