EEUU acusa a Cuba y Venezuela de criminalizar y perseguir a disidentes

Por 1:43 p. m. 0 comentarios
En su informe anual sobre derechos humanos, el Departamento de Estado sostiene que el régimen de los Castro mantiene la "represión sistémica" y advierte sobre la creciente "concentración de poder" por parte de Chávez.

El documento, presentado este jueves por Hillary Clinton, afirma que en Cuba "continuó su represión sistémica de los derechos humanos y las libertades fundamentales" durante el 2011. En ese período, el Gobierno de Raúl Castro impuso restricciones "severas" a los medios de comunicación.

Para el Departamento de Estado, el régimen perpetró "amenazas gubernamentales, intimidación, acoso y detenciones para evitar que los ciudadanos se reunieran libremente". Además, hubo un "aumento significativo" de los arrestos a corto plazo. Asimismo, denuncia los muchos "actos de repudio orquestados por el Estado" que se dirigieron en 2011 contra el grupo disidente de las Damas de Blanco.

En el caso de Venezuela, el documento asegura que el gobierno de Chávez tomó "acciones para impedir la libertad de expresión y criminalizar la disidencia, acosó e intimidó a cadenas de televisión privadas y a periodistas", y sus ataques mediáticos estuvieron "impregnados de antisemitismo".

A esto se le suma un significativo incremento de "la concentración del poder en el Ejecutivo", que, según el informe, se ve reflejado en la aprobación de Ley Habilitante, que le concede a Chávez poderes especiales durante 18 meses. "Bajo esta autoridad, el presidente decretó 26 leyes, que incluyeron un número de provisiones que restringen los derechos fundamentales económicos y de la propiedad", consideró.

Además, el gobierno del bolivariano siguió utilizando el poder judicial para "intimidar y perseguir líderes políticos, sindicales, empresariales y de la sociedad civil" que se mostraron críticos, indicó el trabajo.

El Departamento de Estado también hizo referencia en otros países de América Latina. En el caso de México, señala que las principales violaciones a los derechos humanos fueron cometidas por el crimen organizado. Sin embargo, advierte que "en el contexto de la lucha contra esas organizaciones, pero a veces también sin relación con ellas, las fuerzas de seguridad cometieron supuestamente asesinatos ilegales, desapariciones forzadas y casos de abuso físico y tortura".

Honduras, por su parte, tuvo "una tasa de homicidios extremadamente alta" en 2011, conflictos "significativos" por la violencia organizada y problemas "profundos y no perseguidos" de corrupción en su policía, que "persiguió a personas vulnerables", incluida la población homosexual.

En Nicaragua, el documento advierte sobre las "amplias irregularidades en el proceso electoral" del año pasado que "marcó un revés para la democracia y minó la capacidad de los nicaragüenses de exigir responsabilidades a su gobierno".

Los ataques libertad de prensa también se destacan en el apartado sobre Ecuador. Según EEUU, las "acciones del gobierno contra medios independientes" tuvieron un "efecto disuasorio" para los medios.

Por último, el documento afirma que la impunidad, un deficiente sistema judicial y la corrupción son los problemas "más graves" de Colombia. No obstante, se destaca que el gobierno de Juan Manuel Santos "continuó con sus esfuerzos para mejorar el respeto de los derechos humanos".
http://america.infobae.com/notas/51077-EEUU-acusa-a-Cuba-y-Venezuela-de-criminalizar-y-perseguir-a-disidentes

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.