Venezuela: 50 asesinatos cada 100 mil habitantes en 2011

Por 2:14 p. m. 0 comentarios
Venezuela registró una tasa de 50 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2011, un total de 14.092 asesinatos, según cifras divulgadas este jueves por el ministro de Interior, Tareck El Aissami, que admitió la gravedad de la violencia en el país sudamericano.

“No hemos podido bajar del piso de los 50 homicidios por cada 100,000 habitantes”, dijo El Aissami en un encuentro con periodistas internacionales un día después de que el presidente Hugo Chávez presentara un amplio plan para combatir la delincuencia y criminalidad, aunque sin dar cifras.

Según El Aissami, la cifra de 50 asesinatos por cada 100,000 habitantes, una cifra récord en América del Sur, es igual a la de 2010, pero en conteos anteriores hechos por el propio gobierno había cifrado en 48 por cada 100,000, el número de homicidios.

“Al final del año pasado corregimos esa cifra a 50”, agregó, tras asegurar que gracias a la acción del gobierno en materia de seguridad se ha podido contener el aumento de asesinatos, desde los 54 por cada 100,000 habitantes que se registraron en 2003, y que espera ver una mejora en los próximos años.

En los seis primeros meses de 2012 la tasa se situó en 24 por cada 100,000, y el gobierno espera que a final de año totalice 46, acotó.

“No subestimamos la gravedad del tema, quizás el más grave del país”, declaró el ministro, respondiendo a las críticas de la oposición, a la vez que atacó a quienes, según él, exageran las cifras.

En marzo pasado, el primer estudio anual presentado por el Observatorio Metropolitano de Seguridad Ciudadana de Caracas, basado en cifras oficiales y extraoficiales, reveló que 2011 fue el año más sangriento en la historia reciente de Venezuela, con unos 19.000 homicidios.

“Una sola vida es dolor para nosotros. Jugar con el dolor para descalificar al gobierno es mezquino”, dijo El Aissami.

Hay una implicación “humana, política y espiritual del presidente Chávez para tratar de resolver este tema como no lo hizo nadie en este país”, el quinto más violento del mundo (según la ONU), agregó.

El Aissami explicó que los estados controlados por partidos de la oposición son los más violentos, y puso como ejemplo Miranda, gobernado por el candidato presidencial Henrique Capriles Radonski, que en 2011 “registró una tasa de 78 homicidios por cada 100,000 habitantes”.

El miércoles por la noche, en un acto desde el Palacio de Miraflores retransmitido obligatoriamente por todas las cadenas de radio y televisión del país, Chávez presentó el plan integral “A toda vida Venezuela”, que apunta a garantizar la seguridad a los venezolanos.

El plan prevé aumentar el número de efectivos policiales en todo el país, mejorar su formación a través de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad y controlar el alto número de armas y municiones legales e ilegales que circulan en las calles, estas dos últimas medidas ya están en marcha.

El proyecto también aspira a transformar el sistema de justicia penal para acabar con la impunidad y mejorar el sistema penitenciario, afectado por un alto índice de hacinamiento.

El ministro destacó además la actividad preventiva a través de la música y el deporte para propiciar el “desmontaje de la cultura de la violencia y la construcción de la nueva cultura de la paz para que los jóvenes incursionen en la solidaridad y la vida sana”.

La violencia es una de las principales preocupaciones de los venezolanos, por lo que es tema recurrente en la campaña para las elecciones en las se enfrentarán Chávez y Capriles el 7 de octubre y en las que el mandatario busca un tercer período de seis años.

“En casi 14 años no pudieron con la violencia, se incrementó cada año. Está claro que con este gobierno los venezolanos no tendremos seguridad”, escribió Capriles en su cuenta de la red social Twitter tras la presentación del plan por parte de Chávez.
http://www.elnuevoherald.com/2012/06/21/1234119/venezuela-50-asesinatos-cada-100000.html#storylink=cpy

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.