Bolívar a la carta

Por 12:22 p. m. 0 comentarios
“Este es el verdadero rostro del Libertador, uno que no está modificado ni quiere parecerse a ningún europeo. Este se parece a un venezolano, con sus raíces negras, mestizas (...) y toda esa gran mezcla de culturas que define al latinoamericano”, decretó la jefa del Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faría, a través de los medios del estado.

El presidente venezolano Hugo Chávez presentó a la opinión pública nacional la imagen del Libertador Simón Bolívar, producto de un estudio morfológico el cual forma parte de una evaluación forense de los restos mortales, que se encuentran depositados en el Panteón Nacional de Venezuela, conforme a solicitud formulada por el poder ejecutivo venezolano en el 2010. Lo mostrado este 24 de julio fecha en la cual se cumple un aniversario más del natalicio del Libertador es el producto impreso del rostro digitalizado, según informó Chávez.

La decisión en su momento estuvo precedida por una campaña dirigida por el propio mandatario y destinada a poner en duda las verdaderas causas de la muerte del Libertador. Las imputaciones estaban al arrojar incertidumbres sobre la oligarquía colombiana al temerariamente afirmar que el prócer podría haber sido envenenado no siendo un mal pulmonar la causa del deceso. Descendientes de la familia Bolívar rechazaron públicamente el pretendido escudriñamiento científico. No pocas voces se alzaron para calificar la iniciativa forense como una profanación.

Como era de esperar, una fecha de especial significación sería el marco propicio para dar a conocer los resultados de la pesquisa mortuoria, como en efecto aconteció. En la calle la gente se preguntaba sobre la ubicación de los científicos que con bombos y platillos expuso el primer mandatario vendrían a Venezuela. Sin embargo, no hubo quien con la conocida sapiencia criolla manifestara: “Pa mí esto es un cuento”. También no faltó el que repicara: “No chico, yo no creo”.

Ello se nos brindó este 24 de julio como abre boca que a la final resultó el único bocado, la nueva imagen tridimensional del rostro del Libertador, la cual resultó como fruto de la proyección de sus rasgos partiendo desde el cráneo. La gran comisión de sabios en males humanos físicos anunciados por el asesinólogo llanero, el cuerpo colegiado de antropólogos y los escudriñadores del alma con todo y hierbas, brillaron por su ausencia.

Cuando un funcionario del alto gobierno asevera en el mismo acto de la develación de la máscara fisionómica que el mostrado es el verdadero Bolívar es porque el que hasta ahora conocemos no es real; es imaginado. Lo indicado por Jacqueline Faría a los medios nacionales y reproducidos en esta columna en el párrafo primero es una clara demostración de lo prefabricado de la operación antropológica. ¿Cómo puede Faría afirmar que el estudio en cuestión proyectó que era mestizo, zambo, mulato, indio, negro, en fin, cualquier raza menos la blanca española. Ello es tratar de confundir para luego negar en otra oportunidad que era vástago de Juan Vicente Bolívar y Ponte, y María de la Concepción Palacios y Blanco y su ascendencia española. Quieren estos subrogarse la grandeza del prócer vía posesión indebida de su gloria.

Los comunistas tratarán por todos los medios de convencer a los gobernados que la grandeza del pueblo no radica en seguir los ejemplos de quienes les han prodigado derechos universales sino en obedecer al ser casuístico que solo les da pan y castigo. Es por ello que nada de extraño tendría que otro lisonjero burócrata afirme que la madre biológica de Simoncito es la negra Hipólita y el padre un maestro del pie de monte andino.

Hugo Chávez tratará por todos los medios que le digan Libertador y cuando ello no acontezca se parará delante del espejo ataviado con el disfraz del momento y le preguntará al reproductor ¿quién es el libertador?, para recibir en ese instante una ejemplarizante respuesta: “El pueblo ese por el que Bolívar luchó y hoy votó”.

MANUEL CORAO
Director de VeneNoticias.
http://www.elnuevoherald.com/2012/07/29/1261196/manuel-corao-bolivar-a-la-carta.html#storylink=cpy

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.