"Teníamos el fuego encima", relató una víctima

Por 1:07 p. m. 0 comentarios
La explosión más grave en una refinería venezolana ya suma 39 muertos. Hay 15 hospitalizados y seis cadáveres sin identificar. El incendio aún no se extinguió por completo.

“Se sintió la onda y después el fuego lo teníamos encima”, contó llorando una joven que, cargada de bolsas de ropa y comida, abandonó su casa destruida por la explosión en la refinería venezolana de Amuay y sus alrededores, al noroeste del país.

“Agarré a mi hija desnuda con la toalla y salí corriendo”, aseguró esta mujer de 30 años y madre de una beba de 21 meses. “Cuando salimos se ‘destruyó’ el comando” de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), destacamento militar encargado de custodiar la refinería y en el que se encontraban gran parte de las víctimas fatales de la explosión.

Según el último reporte oficial, 18 de los 39 fallecidos eran miembros de la GNB y otros 15 familiares de los efectivos militares.

El vicepresidente venezolano, Elías Jaua, informó que en la morgue hay seis cuerpos por identificar, mientras que 15 heridos -entre ellos varios militares- fueron hospitalizados en dos centros cercanos a las instalaciones, en el estado de Falcón y el estado de Zulia.

Según informó la agencia AFP, las inmediaciones del comando militar, ubicados a sólo 400 metros de los tanques de combustible que explotaron por una fuga de gas en la madrugada del sábado, parecen un campo de guerra: el suelo está lleno de vidrios rotos, las viviendas quedaron sin techo y algunas incluso sin paredes. “Fue como si entrara un camión en la casa”, contó un policía local.

En la morgue del hospital Doctor Rafael Calle Sierra, unos 200 familiares aguardan fuera. “Esto es demasiado duro para nosotros, muchos de los que están ahí dentro son compañeros nuestros”, dijo un uniformado bajo anonimato, antes de que uno de sus compañeros obligue a la prensa a alejarse del lugar, justamente al ingresar un nuevo cadáver.

Datos preliminares informaron que el accidente, el más grave registrado en las instalaciones de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), dejó 209 casas afectadas y 13 familias con el hogar totalmente destruido fueron trasladadas a la base naval de Punto Fijo, en el estado de Falcón.

Si bien el incendio ya está “bajo control”, todavía no ha podido ser extinguido por completo. “Vamos a continuar batallando toda la noche hasta lograr apagar las llamas”, aseguró Jaua.

La refinería de Amuay forma parte del Centro de Refinación Paraguaná (CRP), "el más grande del mundo", según elministro de Energía y Petróleo y presidente de PDVSA Rafael Ramírez, y está ubicada en la ciudad de Punto Fijo.
http://america.infobae.com/notas/56932-Teniamos-el-fuego-encima-relato-una-victima

Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.