El día que traté de no hablar de política en Venezuela

Por 1:12 p. m. 0 comentarios
Por Daniel Pardo



La tomé durante las protestas antigubernamentales conocidas como "La Salida", sobre las que muchos venezolanos siguen hablando.
Acá la política está hasta en la sopa (a veces, literalmente).
Acá, en el país de la llamada revolución socialista de Hugo Chávez, he visto sitios para lavar el auto que se denominan chavistas.
O canchas de béisbol con la firma del fallecido mandatario estampada en el césped.
Pero también está la frutería donde, cada vez que voy –al menos una vez por semana–, hay un cliente o uno de los cajeros quejándose del gobierno.
Allí, en la frutería de los portugueses –los tenderos por excelencia–, tienen una colección de figuritas hechas en billetes para protestar contra las constantes devaluaciones que sufre el bolívar.
En Venezuela se sabe de política como en Brasil se sabe de fútbol: la gente, por muy apolítica que sea, sabe quién es y tiene una opinión informada del ministro de, por ejemplo, Salud.
Así se vive en un país hiperpolitizado, hiperpolarizado.

Pero ¿hay vida después de eso?



Ricardo Camacho Socorro

Activista social Venezolano

"Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Y al gobernante tampoco."
Jaume Perich.